14 de diciembre de 2014

Noctiluca scintillans, la chispa de mar



Leyendo un libro de Emilio Salgari que ya no se edita en España, Los Exploradores del Meloria, me ha surgido cierto interés por la bioluminiscencia, ya que este libro menciona varios ejemplos. No sé hasta qué punto puede ser verídico que en un canal subterráneo (ficticio) a través de Italia pudiese haber Noctilucas, tiburones, setas fosforescentes, erupciones de lava, yacimientos de mármol, cuevas con estalactitas y estalagmitas, minas de carbón, peces luna y otras maravillas, pero ha de notarse que se trata de un libro de ciencia-ficción de 1902, y de todas maneras se puede aprender mucho.

Me ha llamado la atención especialmente  Noctiluca scintillans, que es un Dinoflagelado unicelular capaz de producir luminiscencia. Vive en la superficie del océano y su aspecto es redondeado, mide hasta 2 mm de diámetro. Noctiluca significa "linterna brillante". El brillo del océano es debido a la concentración de millones de estos seres. 1


Se pueden encontrar en lagos y mares de todo el mundo, pero normalmente su número no basta para producir un brillo significativo. La bioluminiscencia de Noctiluca se observa muy bien en algunas regiones, como los lagos de Gippsland (Victoria,Australia). El fenómeno destaca más cuando se da una proliferación mayor de dinoflagelados: por el día se ven como "mareas rojas", tóxicas para los demás seres que viven en esas aguas. 2

Noctiluca, también llamada chispa de mar o fantasma de mar, produce bioluminiscencia mediante el sistema  luciferina-luciferasa. Estas reacciones tienen lugar en unos orgánulos esféricos o microfuentes (en inglés scintillons) repartidos por el citoplasma de este ser unicelular. Es un mecanismo defensivo y aparece al mover el agua donde se encuentran. 3  4  

Oxidación del compuesto luciferina de Dinoflagelados. 5

El compuesto luciferina se oxida en presencia de la enzima luciferasa, produciendo una luz de color azul verdoso. En el espectro electromagnético, este color se transmite muy bien en el agua de mar y por tanto es visible para la mayoría de seres vivos marinos. 6


Este post participa en la XII Edición del Carnaval de Humanidades, acogido en el blog ::ZTFNews.org.

Y en la XLII Edición del Carnaval de la Química, cuyo blog anfitrión es Ciencia en el XXI.

1 comentario:

Ununcuadio Dolores dijo...

Más vale tarde que nunca :P preciosa entrada, me ha gustado mucho :D